sábado, 31 de julio de 2010

ACERCA DE ESTE BLOG

Este blog pretende interactuar con todas aquellas personas que de alguna forma les inquiete el uso de nuevas tecnologías en diversos campos, uno de ellos el EDUCATIVO.

Soy Ingeniero de Sistemas con una especialización en Tecnologías de Información para la Educación y quiero aprovechar de estos espacios para crear y compartir nuevas experiencias en el uso de TICs (Tecnologías de Información y Comunicación) aplicadas al sector educativo.

Las nuevas tecnologías no deben ser ajenas a los procesos de aprendizaje y el uso que se les de a estas, es lo que logra el calificativo que se les da hoy en día. Algo tan relevante como un dispositivo que graba voz y es reproductor de mp3/mp4 se le califica como un distractor en un aula de clase por el USO que se le da a este, se podría aprovechar este recurso para realizar o integrar actividades de procesos de aprendizaje, así el calificativo sería otro.

Aprovechemos pues de estos recursos con los que los jóvenes interactúan de forma espontánea y empírica, para realizar experiencias significativas en procesos de enseñanza -aprendizaje.

2 comentarios:

hlopezz10 dijo...

Hola compañero:
Veo un gran interés, que comparto por buscar nuevas formas de aprendizaje aprovechando lo que hoy más les motiva a estos muchachos: Los artefactos que la sociedad de mercado no cesa de poner de moda sin embargo, es mayor el reto de aprender nosotros, no solo a utilizarlos sino también a servirnos de ellos para llevar a cabo procesos de enseñanza.
Me preocupa mucho es la otra parte del proceso: la formativa, me pregunto; ¿Qué pasaría si la escuela permite la entrada de todos estos aparatos a las aulas de clase? Radios, celulares, reproductores, cámaras, portátiles entre otros.
Quisiera hacer de abogado del diablo y trasladarte mis inquietudes…
¿Qué hacer cuando se pierda un reproductor en clase? ¿Quién lo paga…asumimos tareas policiacas los maestros? ¿Y que hacemos con los que no tienen el aparato? Como yo lo veo José, es un verdadero desafío en el contexto socioeducativo dónde nos movemos, no obstante, me gustaría encontrar alternativas.
Hasta pronto
Henry Lòpez

B. Parra dijo...

Hola!
Fíjate que tanto en el Bachillerato como en la Universidad yo permito la cámara (que generalmente es la del celular)porque es muy fácil que el alumno tome todas las notas del pizarrón con la toma de una o varias fotos de él, o que tome película de lo que hacen como actividad de clase para hacer un mejor reporte de la experiencia, de su proceso, etc. Eso sí: aquello de que la ventaja del maestro es que al final de la clase borra la evidencia (particularmente cuando se equivocó) queda fuera de las posibilidades. Claro: al inicio del curso establecemos (conjuntamente) un código de ética, y evaluamos (autoevaluamos) su cumplimiento.

El asunto del cuidado de los aparatos corresponde absolutamente a los alumnos.